Zarita Zevallos

17 de octubre de 2018

Zarita Zevallos

Quiero que aquellos que pueden hacer un cambio significativo nos vean, los artistas y lo que estamos pidiendo, y nos ayuden a seguir adelante. Espero que mi mensaje resuene y continúe la ola de una revolución que ya ha comenzado.

Zarita Zevallos combina imágenes del cuerpo humano con narraciones contemporáneas de marginación e injusticia. Al interpretar las palabras de los entrevistados, su arte refleja las experiencias de los oprimidos a manos del estado. Zarita habla a WE THE OUTLIERS sobre sus influencias y motivaciones.

¿Cómo te interesaste por la fotografía?

Mi padre siempre tuvo una pasión por la fotografía. Él es el único que ha documentado nuestra infancia y otras raras ocasiones hasta la fecha. Admiré eso de él. A través de él aprendí algunas técnicas y, finalmente, obtuve una cámara digital en 2014. Todavía utilizo esa cámara hoy.

¿De dónde viene tu inspiración?

Viene principalmente de conversaciones con otras personas; los diferentes puntos de vista que tenemos en las diferentes comunidades; las comparaciones que hago cuando pienso en mi propia mentalidad en el pasado; y mi necesidad o deseo de hablar en contra de las malas acciones en nuestra sociedad.

¿Cómo describirías tu arte?

Híperrealista. Una vez envié mi trabajo para una revisión de cartera, y así es como describieron mi trabajo. Tomo fotos de lo que es realista, y dramatizo el concepto mediante el uso de elementos que no sólo son relevantes para el tema, sino también hace que el público se sienta físicamente la emoción en las fotos.

Creciste en Haití y ahora resides en los Estados Unidos. ¿Qué influencia han tenido estos dos lugares en tu fotografía?

He tenido la oportunidad de estar en una clase social cómoda en un país que me dio tanto privilegio por el color de mi piel. Mudarme a Nueva York me hizo darme cuenta de cuánto privilegio tenía. Me obligó a crecer y poner el doble de trabajo para obtener la mitad de lo que me debe. Soy capaz de comparar cómo viví antes y cómo vivo ahora. Soy capaz de corregir mi propia mente. Trato de crear obras de arte para que otros abran sus ojos, aun viviendo en un país donde hay capas de ignorancia escondidas detrás del nombre de ‘la cultura’ o de ‘ser conservador’.

La raza y el género son temas recurrentes en tu fotografía. Con respecto a esos temas, ¿qué quieres que aprenda el público de tus obras?

Creo que estos son dos temas que causan desacuerdos entre las personas de mi comunidad haitiana y también de otras comunidades negras. Muchos de nosotros fuimos criados con el prejuicio, el clasismo y la homofobia. Siempre hay algo que usamos para sentirnos «mejor» que otros en nuestra comunidad. A veces ni siquiera aludo a las cuestiones de género en las fotos, pero el hecho de que dos hombres estén físicamente «demasiado» cerca lleva a muchas personas, hombres y mujeres, a pensar que el concepto se trata de ser gay. Quiero que la gente se permita entender que los comentarios que hacen son solo una proyección de su propia mente y no necesariamente lo que estoy retratando, aunque disfruto de la interpretación y la crítica. Así como un artista expone su opinión y el arte, permítete cuestionar tu educación y de dónde viene. ¿Realmente refleja quién eres? ¿Te has interrogado para saber cuál es tu posición? ¿Qué tan profundamente crees tus comentarios? ¿Y por qué? Esto es todo lo que quiero: cuestiónate a ti mismo antes de cuestionar lo que ves. ¿Por qué te sientes de cierta manera? ¿Por qué te molesta o por qué te hace feliz? Quiero honestidad porque estoy exponiendo la mía. Transmito mi mensaje a través de posturas dinámicas, detalles sensibles de la cara, especialmente las cejas, los labios, los ojos y las posiciones de las manos. Además, agrego en el foto un elemento que lleva el concepto.

En tu sitio web, presentas tus series de fotos como narraciones acompañadas de textos. ¿los textos informan la fotografía o viceversa?

Escribo mis conceptos antes de sacar fotos, o al menos tengo un borrador para tener una dirección para el modelo y para mí mismo. Creo que las emociones son más fuertes cuando todos tienen una idea de para qué modelan. Hago diferentes estilos de narraciones: escribo el concepto y agrego las fotos después, o tengo una conversación con diferentes personas que encarnan el concepto. Les pido que cuenten su propia historia en lugar de que yo la cuente por ellos. Juego con la presentación, pero el concepto siempre es lo primero, luego las fotos y, finalmente, la configuración en la sección de narraciones de mi sitio web.

¿Qué desafíos has experimentado con tu fotografía y cómo has superado estos desafíos?

¿En un nivel personal? Cada vez que tengo que editar mis fotos en mi estilo personal, lloro y me frustro porque tengo que encontrar la solución por mi cuenta, ya que nunca se ha hecho de esta manera. Ahora me hace reír pensando en eso, pero es mucho trabajo. Rompí tantas fotos pensando que no puedo hacerlo. He llorado y dejado de trabajar durante meses; han pasado seis meses desde que toqué mi nueva serie. Pero mis amigos generalmente me dicen que me calme, que le dé tiempo y que vuelva con una mente clara. Es importante transmitir mi mensaje a mi manera. Creo que lo necesito, para mí.

¿Qué te motiva a seguir creando arte?

Suena cursi, pero realmente espero que otros estén mirando. Quiero que aquellos que pueden hacer un cambio significativo nos vean, los artistas y lo que estamos pidiendo, y nos ayuden a seguir adelante. Espero que mi mensaje resuene y continúe la ola de una revolución que ya ha comenzado.

Kòktèl

Kòktèl’, la palabra criolla haitiana para cóctel, es una serie de fotografías experimentales que explora la diversidad de la masculinidad negra, ya que los hombres negros están hechos de muchas maravillas. El colorido hilo que se dobla, se cruza y se extiende significa la sensación de estar atrapado, además de la idea de construir tu propia identidad. Cuando trabajaba en este concepto, el presidente de los Estados Unidos y el senado de Haití amenazaban los derechos de la comunidad gay, y lo hicieron con éxito y de manera inhumana. Agregó más pasión y propósito a mi trabajo en general. Todavía creo que el arte puede cambiar el mundo y empujar a las personas a hacer un cambio, como en el pasado.


PARIAH

Pariah’ cuenta la historia de hombres y mujeres de color oprimidos, encadenados bajo un gobierno que todavía busca controlarlos o destruirlos. Las ofensas menores dan lugar a cadenas perpetuas, calificando a los condenados como criminales, incluso después de su liberación. Esa realidad es lo que estoy exponiendo a través de mi obra de arte. Nuestros modelos transmiten las emociones de los prisioneros a través de su lenguaje corporal; los alambres que perforan profundamente en sus cuerpos representan las jaulas de las que esos prisioneros nunca escaparán.

¿En qué nuevos proyectos trabajas?

Actualmente trabajo en un proyecto relacionado con el huracán que azotó a Puerto Rico el año pasado y la información falsa que informaron en las noticias.

Gracias, Zarita.

Puedes ver más del trabajo de Zarita Zevallos, incluidos sus conceptos escritos, en su sitio web y en Instagram


La entrevista original se realizó en inglés y ha sido editada por razones de brevedad y claridad