Kei Maye

12 de agosto de 2018

Kei Maye

Autodescrita como "una veinteañera incómoda que vive en Londres", Kei Maye habla con WE THE OUTLIERS sobre su trayectoria como artista, viviendo sin arrepentirse, y sus experiencias de ser mujer.

¿Cómo llegaste a la ilustración?

He estado rodeada de arte y creatividad toda mi vida, pero fue solo cuando terminé los últimos dos años de la escuela secundaria que comencé a meterme en ella. Empecé a hacer diseño de sitios web, pero luego pasé al diseño gráfico, que luego hice en la universidad. Cuando me gradué, comencé a desviarme hacia el diseño de superficies, como estampados digitales. Muchos de mis estampados fueron inspirados por la naturaleza, y llegué a un punto en el que me di cuenta de que estoy aburrida de hacer esto; tengo más que decir, y no lo digo a través de flores y plantas. Me di cuenta de que tenía que enseñarme cómo dibujar, cómo ilustrar las cosas que están sucediendo en mi mente. Esa es la única forma en que voy a compartir mis pensamientos, mis ensueños y mis fuentes de inspiración.

¿De dónde viene tu inspiración?

Experiencias, cosas que me molestan, cosas que sueño. A veces, un subproducto de eso es un mensaje político, pero eso es accidental.

¿Hay algo que estés escuchando, leyendo o viendo ahora que esté impulsando tu creatividad?

Slay in Your Lane –tuve que conseguirlo. Es muy alentador ver a las mujeres negras tan bien ahora, y leer ese libro me empuja porque ahora tenemos una voz. Ya no estamos mudas; estamos ocupando espacio activamente. Al leer el libro, se puede ver todas las transgresiones, todas las microagresiones y todas las cosas con las que lidiamos a diario. Este libro es una forma de decir que así es como nos ocupamos de todo. Hay un camino a seguir, y vamos por allí. Entonces, eso me estimula.

¿Qué significa «vivir sin arrepentirse»?

Significa no preocuparse por lo que piensa la gente. Pasé demasiados años de mi vida cuidando lo que las personas piensan, y en esos años mi crecimiento se ralentizó. Siempre estaba en la misma posición, en el mismo trabajo, año tras año, el mismo nivel de miseria, el mismo quejándome por las mismas cosas, y todo fue porque me importaba lo que la gente pensara. Tenía miedo de decir cosas, y tenía miedo de hacer cosas. Entonces, decidí abandonar eso; planeo vivir mi vida de la manera que quiero vivir mi vida. La única forma de hacerlo es hacerlo sin miedo. Si no te gusta algo, ¡habla! Esa es la única forma en que puedes cambiarlo. Ten confianza y libertad para saber que eres suficiente y tienes el derecho de buscar la vida que deseas.

¿Hay algún conflicto cuando se trata de ser creativo y decir tu verdad, pero también de ganar dinero con tu arte?

Antes de comenzar a ganar dinero con mi arte, tuve ese tipo de conversación conmigo mismo. Me decía que estoy a punto de cambiar todo mi portafolio, y mis seguidores podrían decir: «Dios mío, ¿de qué está hablando?» Me preocupaba que ya no les interesara mi arte, pero tuve que ignorar eso. Descubrí que he tenido más éxito desde que comencé a decir mi verdad

¿Por qué crees que es?

Creo que la gente quiere lo real: no quiere el arte forzado. Puedes oler artificialidad desde una milla de distancia; puedes sentir si alguien está haciendo algo simplemente porque cree que se venderá. Creo que la gente aprecia el hecho de que soy honesta. Me dicen que soy cercana, así que creo que eso podría tener algo que ver con eso.

¿Cómo representas la feminidad en tu arte?

Hay diferentes partes de la feminidad. Vivimos en una sociedad patriarcal y enfrentamos muchos problemas. Incluso yendo a las tiendas o volviendo a casa solas, tenemos que lidiar con tantas cosas. Por ejemplo, ‘Mother Bear’ (Madre Oso) aborda todo el asunto relacionado con el amamantamiento: otro problema sociopolítico con el que lidiamos porque el amamantamiento se demoniza y se ve como algo repugnante y sexualizado. Utilizo mis imágenes para combatir eso y para celebrar cosas que a menudo no son celebradas por la sociedad.

Tu identidad, tu origen, tu inspiración y tus influencias, ¿cómo se representan en tu trabajo?

En su mayoría son chicas negras. Una vez tuve un comentario que me molestó: «Esto sería perfecto si la dibujaras con pelo afro». Como personas negras, no todos tenemos la misma textura de pelo. Mi trabajo representa y celebra todos los tonos de negro. Creo que así es como demuestro mi experiencia porque, cuando era pequeña, no veía muchas ilustraciones que incluyeran la cultura moderna y las mujeres negras. Cuando vas a galerías, no ves eso. Son artistas masculinos blancos muertos o Blancos muertos. Entonces, estoy desafiando eso esencialmente.

En el pasado, has abordado el tema de la salud mental. ¿Crees que hay un fuerte vínculo entre el arte, la salud mental y el bienestar?

Si. Personalmente, me parece terapéutico porque he tenido momentos en los que… no sé si puedo llamarlo depresión. No sé lo que era, pero solo sé que me despertaba todos los días y me sentía miserable. Fue cuando estaba en un trabajo que era desmoralizador, pero el momento en que comencé a crear algo me hizo pensar y sentir de manera diferente. Para mí, fue una forma de terapia. Conozco a muchas personas creativas que lidian con problemas de salud mental y ven el arte como una salida y una forma de liberar esa energía. No es la única solución, pero creo que es una forma útil de lidiar con la vida o lidiar con los problemas que puedas tener.

¿Cuál es tu rutina de self-care?

¿Cuando me siento mal? Lo primero que hago es aislarme. Para algunas personas, esto podría ser todo lo contrario de cómo manejarían las cosas, pero me parece que me recupero mucho mejor cuando me dejan sola. Tal vez vea películas o lea un libro solo para obtener ese escapismo, pero lo último que haré es ponerme cerca de la gente. Simplemente me lo empeora porque tienes que ponerte cara de póker, mientras que todo el tiempo tienes estos pensamientos dando vueltas y vueltas en tu mente. Solo necesitas ese tiempo para absorber, lidiar con eso, seguir adelante y regresar al mundo.

Calm in the Chaos

Esta fue la primera imagen que creé, la primera imagen que presenté como un producto pulido para el mundo y la primera imagen que vendí. Básicamente, se trata de encontrar tu paz. Londres está lleno de edificios, ruido, movimiento. Entonces, es importante que encuentres el tiempo y el espacio para existir sola, con tu propia energía, con tu propia mente, y no ser absorbida por todo el ruido a tu alrededor. Solo bloquea el ruido y encuentra tu calma en todo el caos.

Piece of Peace

Esto fue inspirado por una relación horrible que tuve, cuando tenía 17 años, con un chico que era posesivo y controlador. El intentaba decirme con quién hablar, culparme todo el tiempo y decirme qué decir y cómo vestirme. Él decía cosas como: «¿Por qué llevas esos vaqueros o esos chándales? ¡Trato de hacerte respetable como mujer y te vistes así!” Recuerdo que conocí a su madre y ella parecía agradable. Pero luego, él me dijo: «Ella dice que parece que no serás una buena proveedora por la forma en que te vistes». Yo tenía estas zapatillas Reebok; no eran tan malas, pero él estaba como: «Las llevabas a mi casa, y mi mamá las veía y pensaba que no te veías presentable». Más tarde descubrí que eso era una mentira. Cuando fui a la universidad, vino conmigo a la jornada de puertas abiertas, y me dijo: «Nunca te visitaré aquí». Fue en ese momento que me di cuenta de que yo tenía una cláusula de salida. Sabes cuando piensas: «Espere un minuto, ¡no! ¡Me vestiré como quiera! ¿Quién eres tú para decirme que parezco que no seré una buena madre debido a mi ropa?” Simplemente se remonta a todas estas expectativas de las mujeres: vestirse así o presentarse así solo para ser tomadas en serio o ser respetadas ¡Estoy harta de esto! Si quiero sentarme en un banco del parque con las piernas extendidas y vestida con pantalones de chándal, eso es lo que voy a hacer. ¿Por qué solo los hombres pueden sentarse así? Esta obra hizo un corte de mangas al patriarcado y a mi ex por hacerme sentir que tenía que ajustarse a cierto molde para ser respetada.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora?

Print Plug! A lo largo de toda mi trayectoria creativa, me he encontrado con muchos reveses: encontrar fabricantes, métodos de monetización o ser engañada por fraudes en PayPal. Quería crear un espacio donde la gente pueda conocer estas cosas. Es como una mirada entre bastidores a la industria y formas de circunnavegar los obstáculos. Tiene un directorio de fabricación allí porque a menudo la gente me pregunta cosas como dónde puede imprimir los carteles o si sé dónde puede hacer calcetines, por ejemplo. En el directorio, hay 40 o 50 compañías diferentes; entonces, la gente puede ir allí para encontrar empresas que les den vida a sus ideas. Y ahora, estoy trabajando en el freelance hub. Es un espacio central donde artistas pueden aumentar su visibilidad. También es un espacio donde puedes encontrar trabajadores freelance para ayudarlos con sus proyectos en lugar de buscarlos en Instagram en diferentes páginas.

¡Suena impresionante! Gracias, Kei.

puedes encontrar más de Kei Maye en su sitio web y en Instagram


La entrevista original se realizó en inglés y ha sido editada por razones de brevedad y claridad