Hassan Hajjaj

24 de enero de 2019

Hassan Hajjaj

Kesh Angels, framed photography by ©Hassan Hajjaj, 2010/1431. Courtesy of the Artist

Difuminando los límites entre culturas y entre formas de arte, la fotografía del artista multidisciplinario, Hassan Hajjaj, fusiona el retrato, la moda y los productos de consumo para crear obras que se hacen eco de las influencias culturales de una vida entre Marruecos y Gran Bretaña.

¿Dónde creciste?

Nací en Larache, Marruecos. Crecí allí hasta que tenía trece años, y luego vine a Londres sin hablar inglés y comenzando por la mitad de la escuela secundaria. Fue una época diferente en los años 70, así que fue muy difícil en Londres.

¿Cómo te interesaste en el arte y la fotografía?

No estudié arte, así que fue solo el amor por la fotografía. Antes de eso, tenía una tienda de moda; era estilista asistente; trabajaba en videos musicales; hacía muchas fiestas con bandas y DJs. Esto fue mi educación. Entre esto, tomaba fotos y todas estas influencias comenzaron a convertirse en mi fotografía: la moda y la gente. Todo pasó lentamente durante un período de tiempo.

¿Cómo describirías el tema de tu arte?

Se trata de personas, y es un viaje de mi vida entre los dos países donde crecí y todo lo que me influyó a lo largo del camino. Estar en Londres, supongo, es más internacional, mientras que en Marruecos es más tradicional y más local. Entonces, creo que es una combinación de eso. Arte, películas, comida, música, moda, viajes, todo este tipo de cosas aparece en mi obra.

¿Cómo ha evolucionado tu arte a lo largo de tu carrera hasta ahora?

Dado que uso la fotografía, el diseño, la moda, el cine, pienso que me tomó un tiempo para desarrollarlo y para que estas cosas se unieran. Ahora puedo decir que todos se unieron, y es por eso que la gente dice que mi obra tiene un estilo o una identidad. Tomó tiempo, trabajo duro, experimentación, y no tener miedo de cualquier medio cuando puedo fusionar todos juntos en un mismo espacio.

Michael Garnette Sittin', framed photography by ©Hassan Hajjaj, 2014/1435. Courtesy of the Artist

¿Hay algo con lo que te gustaría experimentar en el futuro?

Definitivamente más película. En el islam no se supone que hagas esculturas y cosas así, pero tal vez algún tipo de objeto para expresarme de una manera que no se convierta en escultura – se trata de intentar decir algo. Hay algunas ideas que me gustaría probar en el futuro, lo cual es bueno. Significa que todavía tengo algo de pasión y algunas ideas como artista.

Mencionaste el islam, ¿eso tuvo mucha influencia en tu arte?

Probablemente. Yo no me pretendo hacer mis obras sobre religión. Soy musulmán, y soy de un país musulmán. En algunas de mis obras, hay musulmanes también porque el tema es Marruecos. Realmente, nunca hago mi arte sobre política, religión o algo así. Es lo que me rodea y, ya que soy musulmán de un país musulmán, a veces se puede leer en mis obras. Dejo que la audiencia lea esto en lugar de intentar decirlo yo mismo.

Jenny Bikin', framed photography by ©Hassan Hajjaj, 2015/1436. Courtesy of the Artist

¿Cómo decides qué elementos incorporar en una sesión fotográfica?

Depende. Por ejemplo, el martes voy a fotografiar a una mujer iraní. Ya he elaborado un traje que creo que le quedará bien. He escuchado su música, he visto un par de videos y he tenido la oportunidad de conocerla. Por lo tanto, ya tengo dos o tres trajes listos con los que creo que ella estará feliz, y luego escogeré el fondo. Voy a fotografiar también a un rapero francés que es más futurista. Tengo algunos trajes del pasado, pero también podrían parecer futuristas, o africanos, o «de moda» en el peor de los casos. Trato de crear una apariencia y, con suerte, capturar nuestro propio estilo y nuestra propia identidad a través de mí o del modelo. Juego con eso. Depende de la persona; depende de todos los que fotografío.

¿Y los marcos?

La idea del marco es de mis primeras obras en los años 90, que trataba sobre productos árabes. Coleccioné y fotografié cientos de productos, y, en ese momento Photoshop era nuevo, jugué con ellos y los presenté en lienzo. Cuando comencé con la fotografía de personas, quería unir mis primeras obras con mis nuevas obras. Quería hacer algo que se sintiera fresco y que también usara adornos islámicos repetidos, como los mosaicos. Las marcas son nombres tan grandes que se comunican a las personas. Encontré que mediante el uso de productos que es más fácil para la gente mirar porque todo el mundo tiene una lata o bote. Incluso si es Coca-Cola en árabe, sabrían que es Coca-Cola, o SPAM, o algo así. Una vez que decida la imagen y su color, entonces escogeré algo con lo que combinarla. Por ejemplo, si es una mujer, podría usar SPAM de pollo porque cuando estás en un mundo sexista la gente dice: “Mira a esa «chick» [chica].” Para un hombre, podría usar SPAM de carne porque es «beefy» [fornido]. Podría usar cajas de cerillas con mariposas alrededor de la imagen de una mujer porque es como una mariposa. Entonces, juego con este tipo de palabras. No todos los productos significan algo para la imagen, pero hay ciertas cosas con las que jugaría.

¿Cuáles han sido los mayores desafíos que has enfrentado?

Tratando de sobrevivir y mantenerlo como una carrera. Creo que estas son las dos cosas más difíciles. Además, tratando de encontrar tu espacio en el mundo del arte, especialmente cuando vienes de otra cultura o de otro país, y también intentas basarte en Occidente. No es fácil; hay tanta competencia y tantos buenos artistas. Y mantenerlo es otro gran reto; ¿cómo lo mantienes de larga duración y eres relevante tratando de decir algo? Eso no es fácil para muchos artistas; por lo tanto, me considero muy afortunado de estar aquí hablando contigo en este momento después de más de 25 años en las artes.

Blaize, framed photography by ©Hassan Hajjaj, 2013/1434. Courtesy of the Artist

¿Cómo te mantienes relevante?

Intento mantenerme fiel a mí mismo y no tener miedo de trabajar con algo nuevo o algo del pasado. Además, es una cuestión de tratar de ir tan lejos como puedas porque hay momentos en los que puedes toparte con una pared, cansarte o perder tu pasión. En este momento, mientras tenga mi pasión y sienta que hago algo bueno, continuaré haciéndolo.

Afrikan Boy, framed photography by ©Hassan Hajjaj, 2012/1433. Courtesy of the Artist

¿Qué han sido algunos de los mejores momentos de tu carrera hasta ahora?

Hice una exposición individual en Bamako en 2010, y me di cuenta de que la exposición que siguió fue de Malick Sidibé. Sucedió de nuevo en Somerset House. Comenzaron estas nuevas exposiciones individuales durante tres meses como parte de 1-54, la primera fue de Malick Sidibé, y la mia fue segunda. Para mí, estos son realmente grandes momentos. Fab 5 Freddie (el primer presentador de Yo! MTV Raps, es un gran ícono), vino a mi exposición en Nueva York y recibí este increíble email de él. Entendió el trabajo, y para mí fue un gran momento. Ha habido un montón de pequeños momentos que realmente significa algo para mí: Yinka Shonibare eligió mi obra para ser parte de su exposición colectiva. Nunca hubiera esperado que sucedieran muchas de estas cosas. A medida que pasan las cosas, algunas veces te guían por el buen camino en tu destino, especialmente en tu trabajo. Ha habido momentos realmente increíbles como estos.

Habiendo trabajado contigo, sé que trabajas mucha con los jóvenes. Para ti, ¿qué tan importante es conectar con una audiencia joven y los talentos emergentes?

Es muy importante. Algunas personas, no solo en las artes, pueden no considerar esto, pero es un proceso de aprendizaje bidireccional. Estoy al final de un ciclo, y esta es una nueva generación, incluido tú mismo. Espero que hayas aprendido algo o lo hayas disfrutado: eso significa que yo también aprendo de ti. Tú me muestras estos jóvenes artistas, por ejemplo, es agradable ver a tu estado mental. Para mí, esto es muy importante. En 2009, estos estudiantes vinieron de Sotheby’s, unos 20 de ellos, y di una charla aquí. Cuatro o cinco años después, una de ellos me llamó, abría una galería en Los Ángeles y me ofreció una exposición individual. Fue genial verlo porque ustedes son el futuro. Es bidireccional, y siempre es muy bueno si también puedo ayudar.

Gang of Marrakesh, framed photography by ©Hassan Hajjaj, 2000/1421. Courtesy of the Artist

Gang of Marrakesh

Esta foto tiene muchos elementos. Compré la tela de camuflaje en China Town, Nueva York. Compré la tela de lunares en Brick Lane, Londres, se fabricó en Marrakech y luego se fotografió en Marrakech. Hubo un proceso para esa imagen; tener una imagen en tu cabeza y lograrla tomó meses.

Master Cobra Mansa, framed photography by ©Hassan Hajjaj, 2012/1433. Courtesy of the Artist

Master Cobra Mansa

Cobra Mansa es una maestra de capoeira; es el hermano de mi amigo. Estuvo aquí en Londres pasando dos días y propuse fotografiarlo. Él aceptó, y yo lo vestí. Ese fue un gran momento para ganar confianza, poder sentir la fuerte energía de un ser humano, hacerle creer en mí y crear una gran imagen.

¿Qué nuevos proyectos tienes por venir?

Tengo una exposición individual en el New Art Exchange, en Nottingham (primavera de 2019), y una otra exposición individual en la Maison Européenne de la Photographie, en Paris (11 de septiembre de 2019–24 de noviembre 2019), que va a ser probablemente mi mayor exposición individual.

Gracias, Hassan.

Descubre más de la obra de Hassan Hajjaj en Instagram.


La entrevista original se realizó en inglés y ha sido editada por razones de brevedad y claridad