Amin McDonald

1 de septiembre de 2018

Amin McDonald

WE THE OUTLIERS conversó con Amin sobre su fotografía, las representaciones de la masculinidad, y el uso de daltonismo en su beneficio.

¿De dónde viene tu inspiración?

Creo que mi inspiración solo proviene de mi entorno, de mí mismo o de mi religión. Es obvio para muchas personas que te conocen; saben que tu arte proviene de ti. Pueden ver ese tipo de especia de ti. Ellos pueden decir cómo piensas; ellos pueden verlo en tus obras. ‘Alfiah’ vino porque soy daltónico. Quería explorar más los colores y pensé: «¿Por qué nunca he hecho esto antes?» Cogí mi cámara e hice un proyecto muy ligero para explorar colores en China Town porque me gustan las luces de neón, pero no reconozco muy bien qué colores son.

¿Qué impacto tiene el daltonismo en tu fotografía?

La edición es un dolor absoluto. Tengo a alguien que me ayuda con el tono de la piel y el equilibrio del color porque no puedo hacerlo, pero eso no me detendrá. Quiero aplicarlo en un sentido creativo, tal vez solo para experimentar con los colores. Pero por ahora, solo quiero ver cómo mis ojos se pueden adaptar y aprender de nuevo. No quiero verlo como una desventaja; voy a usarlo para hacer que mi arte sea más interesante. Intencionalmente hago las cosas en blanco y negro porque así es como me gusta verlo. Tengo dificultades para ver los colores rojo-verde, y curiosamente los tonos de las pieles son generalmente rojos y todo lo demás generalmente cae debajo de eso también. Pero creo que es una buena razón para empezar a usar blanco y negro, para comenzar a usar película de nuevo, y para dirigir mucha de mi atención al sujeto y al entorno. Si eliminas el color, puedes fortalecer todas estas otras cosas. Estás ablando ese lado del color de tu fotografía, pero al mismo tiempo todo lo demás está funcionando porque te estás enfocando en eso más. Te das más tiempo para concentrarte en otras cosas como textura; ni siquiera sabía que era importante, pero lo es. ¡Está ahí ahora!

¿Hay algo que estés escuchando, leyendo, o mirando en el momento que está impulsando tu creatividad?

Realmente no escucho música en absoluto; es extraño, ¿no?¡Nunca oyes eso! Soy musulmán y, desde que me convertí o revertí el año pasado, la música ya no me interesa. Siempre escucho podcasts sobre lo que sucede en el mundo: cosas interesantes que están sucediendo en India, Rusia o incluso en el Reino Unido, solo para mantener viva esa creatividad burbujeante. Eso puede inspirarme de alguna manera.

¿Qué quieres decir con tu fotografía?

El mensaje que quiero transmitir es siéntete cómodo con quién eres, como te ha creado, con lo que te rodea, con estar equivocado, con ser diferente y con ser tú mismo. Eso es lo que estoy poniendo en mi trabajo ahora, y trato de transmitirlo a través de retratos. Estoy tratando de transmitir un mensaje diferente de lo que la gente suele esperar. Entonces, para un hombre, no proyectaría un hombre estereotípico «masculino». Con una mujer, no mostraría el tipo de mujer indefensa: una damisela en apuros. Representaría a alguien que es mucho más independiente, alguien más fuerte. Con el hombre, es alguien que no teme tener ese equilibrio en su vida. Él es capaz de entender sus sentimientos en lugar de cepillarlos debajo de la alfombra. Alguien que puede eliminar el ego estereotípico y no siempre está hablando de mujeres en cada conversación. Permítete ser un poco más seguro y no preocuparte por lo que otras personas piensan, si hablas de tus sentimientos.

¿Cómo equilibras ganar dinero y haces el tipo de fotografía que quieres hacer?

Puedo admitir que no he ganado dinero con eso. Pero creo que eso también es algo que desalienta a mucha gente comenzando en la industria: ¿qué tan lejos estás dispuesto a llegar sin ganar dinero? ¿Lo harías solo porque lo amas? Oigo mucho de personas que quieren dinero de algo lo antes posible y, cuando no lo consiguen, les quita la vibra – dejan de hacerlo. Simplemente lo estoy disfrutando, y obviamente tengo un trabajo del lado donde casi lo veo como una buena acción. Pero por ahora, estoy enviando un mensaje realmente y me encanta hacerlo honestamente.

Denis

Supongo que estaba pasando por algún tipo de … no quiero decir fase, pero definitivamente estaba interesado en la cultura juvenil. Quería un proyecto que retratara a un chico que es casi rebelde. Yo quería tener un paisaje brutalista; el único que conocía entonces era el Barbican. Tomamos fotos de él tal como es porque, naturalmente, es alguien que va a fiestas y es un tipo de persona muy libre, un verdadero londinense. Lo fotografié en una lavandería automática; ¡no sabía que había una lavandería automática en el Barbican! Y pasé tiempo pasando el rato con él, simplemente relajándome, dándome cuenta de lo mucho que realmente es una persona que sale, hace lo que quiere, modela al mismo tiempo, y vive libremente. Fue realmente genial trabajar con él. No fue un gran proyecto en profundidad; fue muy relajado, y tal vez eso es lo que me encantó. Era una oportunidad de tomar fotos realmente increíbles por diversión y también de usar una Hasselblad. Fue una de mis primeras veces usando la cámara de formato medio, y quería ver cómo era tener ese blanco y negro nítidos, pero también obtener esa vibra de los 90 porque la lavandería funcionó muy bien. Tuve mucha suerte ese día. Le dije un atuendo de los 90; se puso una camiseta estándar de Pulp Fiction, y yo estaba como: «¡Eso funcionará!»

NATHAN

Ese proyecto llegó en un momento en el que me sentí un tanto inseguro: un momento en el que quería explorar lo que significaba ser un hombre no solo en Londres, sino en el siglo XXI. Fue muy personal para mí, y no podía usar a una persona que no conocía porque quería que él entendiera de lo que estaba hablando. Necesitaba a alguien que me conociera, así que usé a uno de mis amigos. Debido a su flexibilidad, pudo hacer posiciones femeninas con sus brazos y manos. Ese es el contraste que realmente quería poner en la obra. Le mostré a alguien las fotos, y pensaron que era una mujer. Eso es exactamente lo que quería: quería que te preguntaras si era un hombre o una mujer. El trabajo fue muy divertido porque significó mucho para mí. Creo que en ese momento me di cuenta de que solo voy a hacer cosas que me importan. Cuando lo comparo con cosas que estaba haciendo para otras personas, no tengo ningún apego a ese trabajo. Fueron buenas fotos, pero no me siento apegado a eso. Es incomparable: la sensación de satisfacción que obtienes al hacer tus propios proyectos y ver que las personas pueden relacionarse con eso. Dicen que los hombres tienen muchas inseguridades de las que a muchos no les gusta hablar. No es necesario, pero al mismo tiempo tampoco tienes que proyectar a este hombre macho todo el tiempo. Con ese proyecto, lo quería en blanco y negro. No quería que sea una imagen masculina típica con un montón de colores femeninos y referencias femeninas como flores y esas cosas: no quiero que los colores distraigan a la audiencia. Quiero que mires al hombre, al sujeto, y entiendas realmente lo que está pasando. Realmente entiende cómo se siente ese tipo. Ni siquiera puedes ver su cara; Yo quería eso. No quiero que te distraigas; solo mira cómo se sostiene, eso es todo.

¿Qué podemos esperar ver de ti en el futuro?

Voy a hacer un proyecto islámico sobre algo llamado ‘Them, Not Us’. Puedes entender por qué muchas personas ven a alguien usando un hiyab, un burka o un nicab y en muchos países europeos los consideran una amenaza. Pero, al mismo tiempo, quiero retratar a personas que ni siquiera parecen musulmanas. Nunca lo sabrías en absoluto. El contraste es que temes a estas personas, pero este tipo está caminando justo al lado tuyo: ¿por qué no le tienes miedo a él también? Él es musulmán; No lo pensarías, pero lo es y no te hará daño. Quiero separar esa conexión que tienen de personas que parecen islámicas o que practican su religión como peligrosas. Algunas personas se llaman musulmanas, pero lo usan como un instrumento para retratar una imagen negativa. Esa no es la religión en absoluto. El islam es una hermosa religión, pero son personas que no son perfectas. Con todo, hay un lado malo: malas personas.

También voy a revisar la idea de masculinidad, feminidad, e identidad. Es un título funcional, pero se llama ‘Men like Statues’. Voy a usar imágenes contrastantes de nuevo, agradables y coloridas con blanco y negro, y las juntaré en un pedazo de papel – tal vez en doble exposición. Esta vez, hablaré no solo sobre los hombres sino también sobre las mujeres, la batalla que tienen dentro de ellos mismos y cómo se ven a sí mismos encajando en la sociedad. Va a ser mucho más diversa, mucha más gente de todas partes del mundo. Va a ser una buena oportunidad para conectarme con mucha gente diferente, por eso me encanta la fotografía: puedo ver gente de todo el mundo. Era una persona que no podía hablar con nadie; era el chico más tímido en la esquina de la habitación. Ahora, tengo la oportunidad de hablar con todas estas personas diferentes y geniales por lo que hago. Eso es solo un sueño, ¿no? Eso es divertido.

Gracias, Amin.

Obtén más información de Amin en su sitio web y en Instagram


La entrevista original se realizó en inglés y ha sido editada por razones de brevedad y claridad